Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

cgalvarezg@gmail.com

@cgalvarezg

La basura es como la corrupción, como la maldad: si no se detiene a tiempo y de una forma contundente, se propagará sin clemencia. Es todo lo contrario a la bondad, a las buenas acciones: no están en la naturaleza fácil del ser humano. Requieren un proceso de pedagogía, de convicción, de metódica aplicación de las sanciones y los reconocimientos.

Pienso en todo eso mientras veo la bolsa de basura en la canastica frente al lugar donde vivo. La sacamos la noche anterior, como lo veníamos haciendo desde hacía cuatro años. Porque el camión de la basura –-“la basura”, como paradójicamente se llama al carrito que la recoge y promueve la limpieza–, pasaba todas las noches de lunes, miércoles y viernes. Y el camión del reciclaje –“la recicla”, como la llaman aquí, con su música monótona e inevitable–, pasaba todos los martes. Y la una y la otra cobran por las nubes. Pero pasan…

Hoy no ha pasado nada. Ni aquí ni en muchos otros sectores de esta capital desordenada, en la que diariamente los ciudadanos indisciplinados que somos, producimos un número indeterminado de basura (comencemos el conteo en 7.000 toneladas, aunque por ahí pasamos hace rato). Es decir, no ha pasado la basura. Ni pasará “la recicla”. Las bolsas de basura se quedarán en la calle –de hecho ya están a lado y lado, saqueadas por quienes se denominan, también paradójicamente, “los recicladores”–, abiertas y tiradas en un reguero de peste. Adobada con la mierda de nuestros queridos perros, que eufemísticamente llamamos “popis”, y que tampoco recogemos.

Para colmo, otra paradoja, es Navidad. Esta época feliz es la apoteosis de la basura. Botamos de todo. Papeles y empaques de regalo a la lata. Y escombros. Esos que luego de hacer una reforma en el hogar, con la prima y para recibir el año nuevo, o botar un sofá o un colchón devastado, entregamos a “los zorreros”. Y otra paradoja, les pagamos a “los zorreros” porque se los lleven de nuestro predio. Para que los vayan a botar debajo de un puente, a orillas de un humedal, en cualquier calle, a pocos metros de donde lo tomaron. Barrer para afuera.

Todas esas cosas de sentido común, de conocimiento elemental en quienes sacamos la basura y vivimos cada día en esta ciudad de masas, había que tenerlas en cuenta para implementar el nuevo plan de recolección de basuras de la alcaldía (otra paradoja: ¿hay de verdad, un plan?).

Había que apoyar la buena idea del reciclaje en la fuente, el buen sentido de comenzar a detener esa desidia general que nos impide apropiarnos del cuidado de este agonizante planeta, con unas medidas para que la basura no se quede un día sin recoger. Porque eso no puede pasar. Miren las experiencias de ciudades que han tenido paro en los servicios de recolección de basuras.

No se puede salir a decir, que “sabíamos que eso iba a pasar”. Mucho menos, que los enemigos de Petro iban a botar basura al amanecer para que fracasara su idea. Ni mucho mucho menos admitir, que estaba “planeado” no recoger la basura los primeros días.

El alcalde dice que a “los privados”, con los que está negociando, no se les dio la gana de recoger anoche la basura. Otra paradoja.

La basura es como la corrupción, como la maldad: si no se detiene a tiempo y de una forma contundente, se propagará sin clemencia. Es todo lo contrario a la bondad, a las buenas acciones: no están en la naturaleza fácil del ser humano. Requieren un proceso de pedagogía, de convicción, de metódica aplicación de las sanciones y los reconocimientos.

Pienso en todo eso mientras veo la bolsa de basura en la canastica frente al lugar donde vivo. La basura es como la audiencia de “El sueño de las escalinatas”: crece, crece…

¿Por qué nos somete a esto, señor alcalde?

(Visited 125 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. nació en Bogotá en 1957. Es periodista, escritor, libretista de TV, asesor de comunicaciones y compositor. Se ha desempeñado como Director de Elenco, Editor Cultural y Editor Dominical de El Tiempo, Editor de revista Credencial y Subdirector de Cromos. Entre otros, escribió los libretos de la comedia "Don Camilo" y de la telenovela "Calamar", y con Bernardo Romero Pereiro (q.e.p.d.) creó al personaje "Guri Guri". Entre sus libros están: Bogotá de memoria, Paisas en Bogotá, La Vuelta a Bogotá en un poco más de 500 años, Angelita, Historia de una voluntad y En boca cerrada. Ha compuesto dos CD de canciones: "Son de Colombia" (2009) y "Tu amor" (2010) y "Palabras de amor", que circuló con "En boca cerrada". Ha sido columnista de Elenco, Lecturas Dominicales, El Tiempo, El Colombiano y en 2011 cumplirá siete años como columnista de Portafolio. Su página web es: www.carlosgustavoalvarez.net

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuatro días se quedan cortos para ver y disfrutar la enorme cantidad(...)

2

Cuatro días se quedan cortos para la magnitud de la feria CES(...)

3

La buena persona es honesta con sigo mismo y con los demás.(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar