Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Apuntes sobre salud

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Aunque hay que aclarar ante todo que en un buen número de las instituciones que tienen que ver con la administración y prestación de los servicios de salud existen funcionarios, médicos, enfermeras y auxiliares de altísimas calidades morales y profesionales, que intentan atender con interés y oportunidad las necesidades de los enfermos que acuden a ellas en busca de atención a sus problemas de salud, es también evidente que en muchas entidades prima el concepto que el paciente es un intruso que llega a alterar la carga de trabajo y la estabilidad financiera del sistema.

 

El paciente es mal recibido y cuando llega el momento de atenderlo, se busca la manera de hacerlo con la mayor “eficiencia” posible, esto es, en un tiempo ridículamente corto, induciendo al médico a emplear la peor técnica clínica y diagnóstica posibles, encaminada por fuerza -en el mejor de los casos- a un tratamiento sintomático insustancial y a la solicitud de algunos exámenes que en muchos casos nada tienen que ver con el motivo de la consulta.

 

El seguimiento, la observación y la preocupación por la salud del enfermo son tan abstractos que aparecen enmarcados y colgados en las paredes de muchas de ellas –misión, visión de las entidades- como una burla siniestra. En este medio hostil, pacientes y médicos competentes sucumben lentamente presionados y sometidos al mandato financiero mercantilista. Parecería como si el objetivo central del sistema fuera el de desestimular al paciente a acudir al médico y obligar a estos últimos a cumplir cargas de trabajo lejanas de toda racionalidad que minan su capacidad de razonamiento y terminan por marchitar su amor y entrega a la profesión que escogieron.


El mal llamado Sistema General de Seguridad Social en Salud, se ha convertido en un terreno abonado a la corrupción en todas sus manifestaciones, produce dolor y sufrimiento a los pacientes y a las familias, desestabiliza todas las actividades humanas con consecuencias inconmensurables en las actividades económicas, cosifica al enfermo, favorece la intermediación en sus más abyectas modalidades y permite la utilización del dolor y el sufrimiento como bandera política. Una idea buena, trasformada en un engendro.


El sistema de salud no funciona simplemente porque no existe, la conservación y recuperación de la salud no son el objeto social del sistema. Se trata en realidad de un régimen de compraventa de tecnología diagnóstica y terapéutica sustentada en la identificación de procesos facturables (consultas, cirugías, terapias, procesos diagnósticos) detectados y atendidos en muchos casos en forma tardía.


En un principio, negociantes de la salud atraídos por los inmensos recursos financieros del sistema, provenientes del trabajo de los colombianos, identificaron que el negocio de las Instituciones prestadoras de servicios conocidas como IPS (clínicas, consultorios y hospitales) era el de cobrar por las actividades de salud al sistema con buenas ganancias si podían facturar e incluso sobrefacturar servicios de baja calidad y el de las EPS (recolectoras del dinero, administradoras y pagadoras de los servicios), evitar la realización de los procedimientos, limitando de muchas formas la autorización de servicios así fueran estos urgentes, necesarios o esenciales.

 

La situación se hizo más aberrante aun cuando se permitió la integración de las EPS e IPS en un solo ente avaro que con los procesos inmorales ya aprendidos, no dudó en sacrificar los valores supremos de la profesión médica en busca de rentabilidad, y sus objetivos se centraron en obtener excedentes financieros que les permitieran ampliar el radio de acción de sus actividades y aumentar sus utilidades. Bajo este sistema la oportunidad y la calidad en el servicio han desaparecido como por encanto. El concepto que rige la actividad mercantil de los dineros de la salud es el de obtener la mayor rentabilidad al menor costo de operación posible.
(Segunda parte: Las consecuencias).

(Visited 90 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Médico general egresado de la Pontificia Universidad Javeriana con amplia experiencia en el campo de la Atención Primaria, con estudios de posgrado en administración y gerencia en salud, escritor, redactor científico y docente universitario en el área de la semiología clínica, con especial interés en el diagnóstico en el consultorio y junto a la cama del enfermo. Director y editor de una pagina web dirigida a la complementación académica de médicos generales y estudiantes de medicina www.praxisconsors.org .

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Integrar los contenidos de la televisión tradicional y el video por streaming(...)

2

Si se decidió a comprar vivienda y está empezando a buscar una(...)

3

Antes de empezar con los datos y las anécdotas de la semana,(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar