Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Podemos entender como parálisis corporativa aquellos casos en que los órganos de decisión de la sociedad se ven sujetos a la disensión, a la detención de su regular funcionamiento, a puntos muertos de deliberación, a la imposibilidad de decidir. Se presenta en sociedades cerradas (aquellas que imponen restricciones a la negociación libre de las participaciones sociales) que tienen un socio mayoritario y un socio minoritario con poder de veto, dos socios con iguales participaciones, o grupos de socios con participaciones equivalentes, los cuales no logran ponerse de acuerdo y no tienen la posibilidad de imponer su decisión sobre la otra parte.

 

La complejidad para resolver este problema se manifiesta en que, generalmente, los socios tienen involucrada una parte importante de su patrimonio en la sociedad, en comparación con aquellos socios que tienen exclusivamente la condición de inversionistas, y las relaciones personales suelen ser de gran intensidad. En estos casos, la sociedad suele ser además el lugar de trabajo (los socios son gerentes, miembros de junta o empleados de alto nivel) y, en muchas ocasiones, parte de la familia.

 

La parálisis corporativa es el resultado de la insatisfacción de los socios. Si bien las relaciones en la sociedad se deben construir sobre la buena fe y el respeto, una vez este equilibrio se rompe, la salida de alguno de los socios está sujeta a una cantidad de complicaciones, en la medida que un socio no puede pedirle al otro que se marche, vender su participación en el mercado accionario, ni aun vender a un tercero de su escogencia, teniendo en cuenta que se trata de una sociedad cerrada donde existen restricciones para la transferencia de las participaciones sociales. Esto genera un problema para el socio insatisfecho, quien no podrá salir de la misma sin tener que enfrentar y sufrir una pérdida financiera importante.

 

De esta manera, los socios deben prever medidas que por adelantado reduzcan la posibilidad de que se presenten disputas serias y si se presentan que esté disponible un método ordenado y claro para resolverlas rápida y definitivamente. Estos mecanismos pueden recogerse en los estatutos o en acuerdos de accionistas. A continuación se mencionan algunos ejemplos que pueden ser de utilidad.

 

Un primer acuerdo consiste en que los derechos de un socio que muere, se incapacite o cese de participar en forma definitiva en los negocios, sean adquiridos por los socios o la sociedad. Esto tiene en consideración que las disputas se presentan en muchas ocasiones cuando uno de los socios se vuelve inactivo o su participación pasa a un socio inactivo. Este es el conflicto entre socios activos e inactivos. Por lo tanto, instrumentos que contemplen la compra de derechos o mecanismos de retiro, así como la manera de determinar su valor y compensación, serán de gran utilidad.

 

Un segundo acuerdo se refiere a las disputas que se pueden presentar entre los socios sobre la forma de manejar y dirigir el negocio, o cuando, por múltiples razones, llegan a la conclusión de que no se pueden entender. Para estas disputas se pueden considerar mecanismos como los siguientes: i) un acuerdo sobre el procedimiento y las condiciones para que un socio pueda venderle o comprarle a otro su participación en la sociedad; ii) un mecanismo para que la sociedad y su control se venda a un tercero; iii) un acuerdo especial para dividir las actividades de la compañía, en el que un socio se quede con una parte y el otro con la parte restante, si resulta aplicable a la estructura y forma de negocio; iv) la provisión de mecanismo alternativos de solución de conflictos (v.g. mediación, amigable composición o arbitraje) para resolver los conflictos societarios; y v) la consideración de un plazo determinado para encontrar una solución, el cual en caso de cumplirse sin un acuerdo de las partes daría lugar a la disolución de la sociedad, con los correspondientes efectos económicos y jurídicos para las partes.

 

Como se puede apreciar, la parálisis corporativa es una situación crítica que puede llevar al marchitamiento de la compañía y en última instancia a la disolución y liquidación de la sociedad. Si bien es posible lograr “acuerdos de paz” entre los socios durante la vida de la compañía, resulta prudente establecer alternativas, de manera anticipada, que les permitan destrabar aquellas situaciones de tensión que se presenten y, de ser posible, superar aquellas diferencias que resultan irreconciliables en beneficio de la empresa en marcha.

(Visited 65 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El presente blog es un espacio para el análisis jurídico y la discusión crítica de las normas e instituciones que gobiernan a las sociedades, los empresarios y los negocios nacionales e internacionales, todo lo cual ha sido cobijado bajo el nombre de Derecho de los Emprendedores. El propósito es crear un lugar de discusión con herramientas y opiniones que pueden ser de interés y utilidad para los emprendedores y los abogados en el desarrollo de sus actividades.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuatro días se quedan cortos para ver y disfrutar la enorme cantidad(...)

2

Cuatro días se quedan cortos para la magnitud de la feria CES(...)

3

La responsable de trade marketing de Under Armour, Luisa Fernanda Bonilla, destaca el(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar