Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las marchas se entienden solo en un transcurrir histórico, pues, más allá de su efervescencia, no sabemos la trascendencia que en realidad tendrán. 

Marchas

La protesta social nunca es insignificante. Ver a Evo Morales saliendo de su país o a Piñera solicitando la creación de una nueva constitución política son evidencias de que, cuando está enmarcada en objetivos puntuales y establece con firmeza un pulso político y de resistencia adecuado, puede llegar a su puerto.

Y bueno, cuando Evo Morales habla de persecución o de Golpe de Estado se trata de la manipulación típica que, desde tiempos inmemoriales, está atada a la política.

En Colombia, la marcha pocas veces logra un consenso de uniformidad. La de este 21 de noviembre no es la excepción; son tantos los tintes y motivos de esta manifestación, que no se sabe ante quién se produce el grito.

Desempleo, pensiones, infanticidio, renacer de guerrillas, asesinato de líderes, falta de garantías al proceso de paz, debilidad legítima, incertidumbre laboral. Algunos analistas quieren revisar juiciosamente encuestas de la popularidad de Duque, pero con las últimas elecciones democráticas la seriedad de las encuestadoras cayó entre los lectores consultados. Se trata de confrontar al actual presidente, pero trasciende totalmente su mandato. Entonces, ¿por qué peleamos?

Colombia estuvo trazada por tres grandes movimientos sociales: la Revuelta de los Comuneros, en 1781, cuando poblaciones de todos los ‘colores’ en el territorio del Nuevo Reino de Granada estuvieron dispuestos a combatir las figuras del gobierno criollo; la Marcha del Silencio, en 1948, promovida por Jorge Eliecer Gaitán, que buscaba llamar la atención hacia los líderes liberales asesinados por la Policía Política; y el gran Paro Nacional de 1977, donde confluyeron las fuerzas de los sindicatos de toda índole con las fuerzas estudiantiles y el clamor de un pueblo que, cansado de una política bipartidista, buscaba en el socialismo un camino político legítimo.

Ninguna de estas tres revoluciones tuvo un resultado efectivo en el corto plazo, pero sí una fuerza de represión que terminó acallando una y otras voces, como la del propio Gaitán, asesinado dos meses después de la marcha que promovió. Sin embargo, esta agitación permanece en la mente de los actores y de quienes lo vivieron. Por eso, quien desee estudiar la historia de la independencia del país debe comenzar en 1781, así como quien quiera entender la Constitución Política de 1991 debe remitirse a los acontecimientos de 1977.

Las marchas se entienden solo en un transcurrir histórico, pues, más allá de su efervescencia, no sabemos la trascendencia que en realidad tendrán. Parafraseando a Slavoj Žižek, aún no sabemos cuándo terminará la Revolución Francesa.

En el capitalismo actual, el trabajador va quedando cada día más relegado a una sombra sin prosperidad ni futuro. “Estudiar como aristócrata para trabajar como obrero”, esa era la consigna crítica que el diario Le Monde publicaba hace 10 años como parte del inconformismo de entonces. Ahora, ni siquiera se trata de estudiar; la tercerización de la industria debilitó las perspectivas laborales de cualquier ciudadano que pide apenas lo mínimo: un salario estable, un hogar, una familia, una seguridad social. Estos objetivos se han ido convirtiendo poco a poco en utopías y nostalgias de una nueva generación que ve cómo el engranaje es cada vez menos flexible, y las oportunidades de progreso se van deteriorando. Como en las caricaturas de Mafalda, pareciera que es el mundo es el que anda enfermo.

La masa es maleable, manipulable, sometida y consensuada… a veces es un sinsentido. Visto a la distancia, la invitación a la protesta por parte de cantantes, actores y reinas de belleza pareciera un eslogan controvertido.

Pero, no dejemos empañar las motivaciones iniciales. ¿Hay que protestar? ¡Por supuesto, a diario si es posible! Por mi parte, apostaría por una juventud libre de contratos de prestación de servicios, por unas pensiones reguladas por el Estado, por un escenario de oportunidades, por tomarme en serio la paz. Pelearía por la felicidad a la vuelta de la esquina, por ver en cada espacio vacío una oportunidad, por cerrar los ojos en la noche tranquilo. Soy optimista. Como lo decía la consigna de la protesta de mayo del 68 en París: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”.

 

Carlos Rojas Cocoma
Profesor Facultad de Humanidades
Universidad EAN

 

También te puede interesar

Desempleo en Colombia: ¿la culpa es de los venezolanos?

¿Estudiar no paga?

(Visited 576 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La Universidad Ean es una institución de Educación Superior con Acreditación de Alta Calidad. Lleva 50 años formando líderes y trascendiendo la formación universitaria para convertirse en un actor importante en el ecosistema del emprendimiento y la innovación del país. *Vigilada Mineducación

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hoy les traigo la historia de tres jóvenes que crearon una agencia(...)

2

“La ética empresarial no es cumplir la ley, pues lo legal debemos(...)

3

Construir tu propio ordenador a partir de componentes individuales de PC tiene(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar