Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las realidades de la minería aurífera son complejas. Es fácil decirlo, difícil aproximarse desde la comodidad de las ciudades e imposible comprenderlo sin conocer los territorios. El diagnóstico es trillado: en lo local no hay Estado, las reglas han sido impuestas a la fuerza y los lugareños han puesto las víctimas.

 

En la base de las relaciones sociales existe la confianza. A pesar de adversidades económicas y calamidades comunitarias, la confianza en familiares y personas conocidas permite tejer redes de protección que facilitan la supervivencia. Pero las inhumanas condiciones laborales, la amenaza del accionar de grupos armados ilegales y la inoperancia de las autoridades públicas, recrean un escenario de interacción social basado en el miedo.

 

En particular, las consecuencias prácticas de una dinámica social con esas características tienen hondas repercusiones en la vida cotidiana de los pueblos mineros. Por ejemplo Segovia en el nordeste antioqueño, es muestra fehaciente de desarraigo, ausencia de sentido de pertenencia y falta de compromiso con causas colectivas.

 

La confianza interpersonal es la esencia de la disposición a cooperar y a emprender acciones colectivas. Pero cuando el miedo es la regla, se exacerba el individualismo orientado por el principio sálvese quien pueda y desaparece hasta la confianza en la familia. Así, la explotación minera ilegal, la criminalidad y la corrupción encuentran el caldo de cultivo para consolidarse como panorama de la vida cotidiana con el que toca convivir: ¡aquí usted paga, se muere o se va!, concluye un habitante de la zona minera respecto a la realidad de la extorsión. Los arreglos institucionales en lo local, lejos de responder a principios democráticos, se configuran alrededor de criterios antisociales como la amenaza de muerte violenta, la estigmatización de liderazgos sociales y el silencio forzado.

 

A propósito de las manifestaciones recientes, los mineros aseguran que el problema va pa´ largo ya que en las negociaciones el gobierno promete pero no plasma. El rumbo errático del gobierno nacional ofrece razones para pensar que el conflicto minero apenas comienza y su manejo adecuado depende de ponerse en las botas del minero y descubrir que el oro no se saca con las manos.

 

El actual ministro de minas, Amilkar Acosta, prologó el libro La minería colonial del Siglo XXI de Aurelio Suárez y afirmó que “la minería podrá ser responsable pero nunca «sostenible», como aseguran algunos, porque la minería es extractiva” (texto completo aquí). Luego tomaba prestadas las palabras de Samuel Azout para señalar que, hablando desde el territorio y no desde el escritorio, los resultados de la explotación minera en el terreno no son progreso, son de miseria. Cabe esperar que al frente de la cartera minas, el ministro guajiro tenga plena independencia de opinión y logre mantener sus ideas críticas respecto al derrotero precario del gobierno nacional. De lo contrario, la gente de los pueblos mineros seguirá condenada a la exclusión debido a las acciones de los amos del oro y a la inacción de la ignorancia citadina.

(Visited 48 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor Asociado del Departamento de Gobierno y Ciencias Políticas, Universidad EAFIT.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Economía

    Esperanza en Bajo Cauca.

    Algo está pasando en el Bajo Cauca. Diferente a los operativos policiales, por supuesto. La idea que está haciendo carrera(...)

  • Economía

    Contra los militantes del escepticismo

    ¡Apague y vámonos! Muchos intentan reducir la realidad del país a eso. Al miedo paralizante, al conformismo y a la(...)

  • Economía

    Chocó: lamento, reclamo, acción, cambio

    En muchos de los nuevos líderes chocoanos se observa una posición moderada, tal vez ingenua, respecto a las realidades que(...)

  • Economía

    Las pobrezas del oro

    Las realidades de la minería aurífera son complejas. Es fácil decirlo, difícil aproximarse desde la comodidad de las ciudades e(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Lo bueno Su experiencia como político independiente de las maquinarias tradicionales que tanto(...)

2

La diferencia más grande entre los hombres se da entre aquellos que(...)

3

El crecimiento del E-commerce es impresionante. En todo el mundo, en todas(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar