Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Cajetillas de cigarrillos de contrabando que se venden en Colombia.

Aunque nunca ha sido fumadora activa (quizás pasiva), la economista Blanca Llorente, directora de investigación de la Fundación Anáas, es compradora compulsiva de cajetillas de cigarrillos, particularmente, de las que entran al país de forma ilegal, es decir, de contrabando.

En los últimos años, la señora Llorente ha comprado cientos de cajetillas en varias ciudades del país, particularmente de las zonas de frontera, cuyos países de procedencia son más que diversos: China, sureste asiático, Panamá (por ser puerto de paso obligado), Emiratos Árabes Unidos (EAU), Paraguay y Uruguay.

Hoy, su colección de cajetillas de diferentes marcas es la evidencia más clara del comercio ilegal de cigarrillos en Colombia, un mal endémico de casi todos los países latinoamericanos, que engorda sus negocios por la evasión fiscal, el diferencial cambiario, los precios locales y la poca coordinación entre algunas entidades gubernamentales para el control efectivo del contrabando. De paso, induce a los menores y jóvenes al consumo, pues las restricciones de venta (pese a haberlas) son casi nulas.

“Lo que debe entenderse también es que el incentivo más importante para contrabandear cigarrillos no es la evasión de impuestos, sino el lavado de dinero”, indicó Blanca Llorente, quien liderará la mesa técnica: ‘Alternativas para fortalecer la administración del impuesto al consumo de productos de tabaco’, que se realizará el 30 de abril, en la sede de la Universidad del Rosario, de Bogotá.

Ahora, llama la atención los de procedencia exótica como el sureste asiático y China. “Hay una creciente presencia de productos de tabaco de esos países, porque quieren posicionarse en los mercados latinoamericanos”, dijo la señora Llorente.

Este matute llega a Colombia procedente de Panamá, pues este es puerto de tránsito de buena parte de las mercaderías que se comercian en el mundo, aunque no son de fabricados allí.

Por su parte, los de fabricación venezolana llegan al comercio de los departamentos fronterizos, pero no llegan directamente a los consumidores, sino a distribuidores que se encargan de llevarlos a otros sitios del país o en tránsito hacia otros países como Ecuador y Perú, triangulados por los comercios conocidos como ‘sanandresitos’. Se ha evidenciado que hay marcas que en Ecuador cuestan dos veces y media de lo que se venden en Colombia.

La marca Belmont (que ha perdido popularidad) es producida en la planta de Bigott (miembro del grupo British American Tobacco (BAT), en Venezuela, junto con otras marcas como Consul, Lucky Strike y Viceroy

En el mercado local, las favoritas de los contrabandistas son Marlboro y L&M y Chesterfield, fabricadas por Phillip Morris, y Rothman’s y Lucky Strike, de British American Tobacco (BAT), dada su popularidad entre los consumidores.

Las ventas en línea a través de plataformas transaccionales han venido cobrando importancia entre los distribuidores mayoristas en estos productos, pues los ofertantes se comprometen a entregar la mercancía en el sitio donde el comprador escoja.

Otras marcas sobre la que se está pidiendo atención por parte de las autoridades son las llamadas ‘Win’ (de procedencia legal e ilegal), que abiertamente se consigue en las calles de Medellín y D&J’, registrada por una empresa de Emiratos Árabes Unidos, que se vende en Cúcuta, al parecer producida en el Medio Oriente y cuyo fabricante ha sido denunciado por comercio ilegal en el continente africano.

Un caso ‘de alquilar balcón’ tiene nombre propio, el del expresidente de Paraguay, Horacio Cartes (2013 – 2018), quien fue reconocido en el informe ‘The many criminal heads of the Golden Hydra’ como uno de los ‘capos’ de este delito, pues controla el 11 por ciento del comercio ilícito del producto.

Los detalles del caso de Cartes, cuya tabacalera produce 20 veces más de lo que se consume en ese país puede consultarlo en https://documentcloud.adobe.com/link/track?uri=urn%3Aaaid%3Ascds%3AUS%3A18ec0b35-a1ec-458f-889b-8b59632a6008 También en https://www.counterextremism.com

Los logros por incautaciones de cigarrillos de contrabando en Colombia, los reporta diariamente la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) a través de su cuenta de Twitter (@PoliciaAduanera).

Vale la pena señalar que el delito que se hace referencia es contrabando, es decir, la evasión de las normas de comercio internacional, como el pago de los aranceles y los permisos necesarios para este tipo de productos, y no a otros como falsedad o la adulteración (que no son problemas relevantes en este mercado).

En las cuentas de la señora Llorente (foto) se tiene que para el año 2017, si no se hubiera tomado la medida del impuesto, el consumo habría sido de 594 millones de cajetillas; pero, como efectivamente sucedió, el consumo que revelan las encuestas indica que pudo estar cerca de 483,8 millones de cajetillas.

Blanca Llorente, directora de investigación de la Fundación Anáas.

En cuanto al pago de tributos, si el impuesto a los cigarrillos no hubiese estado vigente para ese año el recaudado habría sumado 594.000 millones de pesos, pero, como efectivamente sí estuvo vigente, la cifra totalizó 828.000 millones de pesos.

Ahora, por concepto de elusión, por venta anticipada de mercancía antes de la entrada en vigencia del impuesto, la cifra estimada es de 27.500 millones de pesos (lo que el fisco dejó de recibir por este concepto en el año 2017).

Por último, el país ha avanzado en términos de fortalecer la capacidad institucional para responder a los retos de controlar el contrabando en general (no específico para cigarrillos).

“El contrabando obedece a las dinámicas del lavado de activos y el narcotráfico y se incrementa o disminuye dependiendo las necesidades de este sector de la economía subterránea.

“Donde más lo evidenciamos es en Cúcuta, con el 40% y Bogotá, con el 2% de penetración de cigarrillos de cigarrillos de contrabando. En ambas se está vigente el mismo impuesto, pero la presencia de contrabando es muy distinta, por la diferencia en la capacidad de ejercer control en el territorio”, concluyó Blanca Llorente, directora de investigación de la Fundación Anáas.

 

(Visited 802 times, 7 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Juan Carlos Domínguez es periodista (Inpahu) y comunicador social (Universidad de Los Libertadores). A su haber tiene dos libros publicados sobre administración agraria y biotecnología agrícola; además, el premio de periodismo Agrobio por sus trabajos en biotecnología agrícola y 21 años de experiencia como periodista encargado de la información agropecuaria de los diarios EL TIEMPO y Portafolio. Desde el primero de mayo del 2018, CEO de Página 1 Comunicación Colombia.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Economía

    ¿Bioeconomía? ¡Se le tiene! (4)

    La bioeconomía le da valor agregado a la basura y los residuos ¿A quién no le duele leer los variados(...)

  • Economía

    ¿Bioeconomía? ¡Se le tiene! (3)

    En la pasada entrega comentaba las cifras que reporta el mundo de la bioeconomía y las expectativas de crecimiento de(...)

  • Economía

    ¿Bioeconomía? ¡Se le tiene! (2)

    Bioeconomía, agricultura y la cuarta revolución industrial ¿Tienen algo en común un bioinsumo agrícola, un sistema de posicionamiento global (GPS),(...)

  • Economía

    ¿Bioeconomía? ¡Se le tiene! (1)

    Un ingenio es un claro ejemplo de bioeconomía, Una cadena que nace en la agricultura y termina en eslabones como(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

*Julio Mauricio Londoño Hidalgo A continuación haremos la presentación de varias curiosidades(...)

2

Cada día reafirmó la idea de que el poder habita dentro de(...)

3

  Hace dos días hice una encuesta a través de Instagram (@kemistrye)(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar