Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mujer, ciudadana, madre, hija, hermana, tía y abuela. Reinas de sus casas, esclavas de sus súbditos ¡Qué cantidad y variedad de súbditos a quienes cuidar su vida! ¡Qué Nación inmensa a la cual sustentar su producción! pero, y nuestra propia vida, ¿Quién la cuida?

Cuando iniciaron las medidas contra la propagación del Covid-19 una cosa era clara: instituciones como jardines infantiles, colegios, fundaciones y otras que conforman la escasa red en la que se sustenta parte del cuidado de la vida, en especial, la infantil, estarían cerrados. No por eso esta necesidad desaparece, claro está. Y el mandato patriarcal que responsabiliza a las mujeres de estos trabajos está intacto y más activo que nunca. Las mujeres la estaban pasando realmente mal. Aun así, no es raro que lo evidente sea invisible, sobre todo cuando se refiere a problemas feminizados. Entonces ir a los casos potencialmente dramáticos será especialmente útil.

Las gafas que uso como profesional al analizar les agentes, el valor y la producción usan la economía feminista como lente. Desde ya puedo decir que se ve mucho mejor, más integro, mejor definido y con enorme potencial. Al enfocar la vista hacia las mujeres cuidadoras, la economía del cuidado ha avanzado a pasos agigantados para que alrededor del mundo se ejecuten distintas metodologías que permiten identificar, medir y reivindicar los Trabajos Domésticos y de Cuidado No Remunerados (TDCNR) como los denomina en nuestro país el DANE. Y, ¿a quienes cuidan? Bueno, a todes, infancia, adolescencia, jóvenes, adultes y adultes mayores. Detengámonos en este primer grupo etario, y pensemos ¿están todas las infancias bajo las mismas necesidades de cuidado? La condición de discapacidad afecta al 3% de les niñes en Colombia y son las mujeres a su alrededor quienes por las lógicas de producción y reproducción patriarcales vigentes las que llevan en sus hombros la supervivencia de estas personas con costos sistemáticamente invisibilizados.

Al revisar la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) acerca del uso del tiempo discriminado por menores de 5 años con algún grado de discapacidad, en sus directrices metodológicas se afirma que la ENUT no realiza esta diferenciación debido a que se adopta el supuesto de que cuidar a un infante con discapacidad no era diferente a cuidar a niñes con capacidades normativas. Ni intuitiva ni objetivamente aceptar esta afirmación como verdad es aceptable. Los trabajos de investigación acerca de las implicaciones específicas sobre madres cuidadoras familiares de infancias en condición de discapacidad evidencian  varias realidades realmente preocupantes: Guerra et al. (2015) habla sobre la tristeza, culpa, autocompasión que abundan en los discursos de estas mujeres, Shahrier et al. (2016) denuncia la severa restricción en el desarrollo personal de las cuidadoras de estes niñes, Yim et al. (1996) encuentra que los efectos del estigma social y el pobre apoyo profesional les provoca a estas mujeres episodios graves de angustia. Padilla (2014) lo reafirma desde Bogotá que el hecho de que la cuidadora no comprenda la patología o condición del infante provoca terribles alteraciones emocionales. Kimura (2018) encuentra que existe una diferencia significativa en la autoevaluación de salud que comparten las cuidadoras de niñas en condición de discapacidad que en niños, siendo esta primera peor que la segunda. La explicación puede deberse según la autora que el riesgo percibido por estas cuidadoras en acudir a centros de apoyo y que la niña resulte violentada sexualmente les impedía encontrar ayuda, recargándose estas tareas aún más en ellas mismas.

Hay múltiples resultados al respecto de la afectación en todas las áreas vitales de las mujeres cuidadoras familiares de infancias en condición de discapacidad citadas en mi tesis de grado Gamba (2021)

A pesar de los estudios citados, muchos son internacionales y los nacionales realizan sus propias muestras ya que hace mucha falta un esfuerzo serio por parte de las instituciones del Estado como DANE,  Ministerio de Salud y Protección Social por registrar las realidades de estes niñes y quienes cuidan de sus vidas por encima de las propias. Lamentablemente el registro de las personas con discapacidad carece enormemente del detalle etario, de origen y área necesarios para un análisis más profundo sobre esta materia.

Como vimos, las consecuencias en la calidad de vida de las mujeres por las cargas de cuidado que socialmente se les asignan a ellas y sus homologas femeninas a su alrededor son gigantescas. Esto no puede seguir siendo un costo del que no se habla, porque en cuanto no se mencione no existe. Pues ahora las economistas feministas lo estamos mencionando y exigiendo que el valor generado desde los hogares para el mercado y la nación misma no puede seguirse retribuyendo con apatía y abandono social. Los mandatos sobre la maternidad no deben ser política de Estado. Es momento que se pare este abuso patriarcal y el Estado actúe en honor a su función como garante de los derechos y libertades de su población. No es únicamente este caso el que merece nuestra atención y reparación. Todos necesitamos y recibimos cuidados, y más de la mitad de la población colombiana, las mujeres, nos vemos supeditadas a los trabajos de cuidado DANE (2018) y por lo tanto a los valores sexistas reproducidos sin control por el Estado, el mercado y la sociedad No más reinas esclavas. Las queremos libre y será posible en cuanto se reduzca, reconozca y redistribuyan los trabajos de cuidado de la vida.

 

Angie Carolina Gamba

Economista- Universidad Santo Tomás

 

Referencias Bibliográficas

DANE. (2018). Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) 2016-2017.

Gamba, A. (2021). Mujeres Cuidadoras de primera Infancia en Condición de Discapacidad (IcD): un análisis desde la economía feminista [Tesis de pregrado, Universidad Santo Tomás Colombia].

Repositorio institucional Universidad Santo Tomás

Guerra, C. S. de, Dias, M. D., Filha, M. de O. F., Andrade, F. B. de, Reichert, A. P. da S., & Araújo, S. (2015). Do sonho a realidade: Vivência de mães de filhos com deficiência. Texto e

Contexto Enfermagem, 24(2), 459–466. https://doi.org/10.1590/0104-07072015000992014

Kimura, M. (2018). Social determinants of self-rated health among Japanese mothers of children with disabilities. Preventive Medicine Reports, 10(December 2017), 129–135. https://doi.org/10.1016/j.pmedr.2018.02.017

Shahrier, M. A., Islam, M. N., & Debroy, M. M. (2016). Perceived Stress and Social Adaptation of the Primary Caregivers of Children with Intellectual Disabilities. Spanish Journal of Psychology,

19(November). https://doi.org/10.1017/sjp.2016.93

Yim, S. Y., Moon, H. W., Rah, U. W., & Lee, I. Y. (1996). Psychological Characteristics of Mothers of Children with Disabilities. Yonsei Medical Journal, 37(6), 380–384. https://doi.org/10.3349/ymj.1996.37.6.380

 

(Visited 230 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Construir tu propio ordenador a partir de componentes individuales de PC tiene(...)

2

Durante años, siempre se ha hablado de los seres angélicos que nos(...)

3

Cada día reafirmó la idea de que el poder habita dentro de(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar