Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La unanimidad en la conjura de una externalidad macroeconómica, mediante la negociación colectiva periódica del salario mínimo y otras medidas

 

Por: Luis Javier Mira Fernández

 

Consideremos una economía caracterizada por: 1) alto desempleo para trabajadores de un amplio rango de calificación laboral (abierto, o disfrazado de subempleo, característico del sector informal, o de empleo ocasional en el sector formal), 2) salario mínimo insuficiente para cubrir las necesidades básicas de la familia de un trabajador de planta y 3) consecuentemente, estrechez del mercado local (baja demanda agregada). Si en esta economía una firma típica que opere en el sector formal de mercado interno (SMI) maximizando utilidades, decidiera, para aumentar la demanda agregada, tomar aisladamente la decisión de incrementar la producción contratando trabajadores adicionales actualmente desempleados sin tomar otras medidas a su alcance que ensanchen el mercado del sector o reduzcan sus costos, el efecto de estos trabajadores adicionales en la demanda agregada de la economía sería despreciable frente a la demanda que enfrenta la firma, con lo que la firma no podría vender el incremento de su ampliada capacidad de producción, disminuiría su ganancia y dejaría de estar maximizando utilidades

 

Lo mismo ocurriría si una empresa competitiva, que paga salarios decentes a

 sus trabajadores de base, pretendiera en forma aislada mejorar su demanda a través de un aumento de la demanda agregada como resultado de un aumento del salario más bajo que se paga en su firma, con la buena intención adicional de mejorar aún más el nivel de vida de sus trabajadores, la demanda de esta empresa no aumentaría lo suficiente para absorber el extra-costo laboral de producción, y podría por el contrario perder competitividad en beneficio de empresas con menos sentido social. La razón estriba en que la firma no trabaja para el mercado global de la economía, sino que especializa su producción en artículos propios de un sector, de un estrato y a veces de una zona del país, con el objeto, entre otras cosas, de aprovechar sus ventajas competitivas y las economías de escala, compatibles con su tamaño y capacidad de gestión.

 

Imaginemos por el contrario una economía en la que no hubiera empleo informal y todos los trabajadores con empleo recibieran al menos el salario mínimo legal y en la que, por arte de magia, todas las firmas de todos los sectores del SMI decidieran aumentar en forma concertada y simultánea el poder de compra de sus trabajadores de base, por ejemplo en un 6% del salario mínimo, adicional a la corrección de la erosión que haya sufrido su poder de compra desde el último ajuste nominal de tales salarios por la inflación ocurrida. Es verdad que en esta situación todas las firmas tendrán un aumento de sus costos laborales de producción, pero éstos costos se verán compensados por el aumento global de la demanda agregada a la que se enfrentan todas las firmas por el aumento del poder de compra generalizado de los trabajadores de base. El aumento del costo total directo de producción será inferior al 6%, porque existen otros costos directos, diferentes al costo de personal de planta, que permanecen constantes, como por ejemplo los precios de la materia prima o del consumo de energía por unidad de producción, que no tienen por qué aumentar, al menos en términos reales, como resultado del incremento concertado de los salarios de base, que son por definición costos directos de producción.

 

Al ver aumentada la demanda de sus productos, todas las firmas implicadas en la concertación podrán aumentar la producción y las ventas, manteniendo el precio, para lo cual deberán enganchar trabajadores con la debida calificación, que estaban ociosos por el estado letárgico de la economía, debido al alto y prolongado desempleo. El mayor volumen de producción y el mayor empleo globales en el sector formal, permanecerán constantes junto con el nivel de precios (al menos en pesos de valor adquisitivo constante) hasta que una nueva concertación del aumento del poder adquisitivo del salario básico tenga lugar, tras un lapso prudente que permita reiterar el incremento del salario mínimo si aún es necesario (lapso que puede ser eventualmente menor de un año, si los resultados son favorables).

 

La corrección progresiva del valor adquisitivo del salario mínimo.

 

Sobra decir que el golpe de gracia para concertar cada incremento real del salario básico en el sector formal, en forma simultánea y en la misma proporción, es ni más ni menos que el equivalente a la negociación periódica del salario mínimo entre las centrales obreras los gremios empresariales y el gobierno, concertación que, por definición de lo que es economía formal, se presume que será acatada universalmente por todas las empresas del sector.

 

Se ve con esto que el camino hacia el pleno empleo, que es un bien para la sociedad como un todo (es parte del bien común), se puede alcanzar con una intervención prudente del Estado, que interprete fielmente los intereses del bien común en materia de empleo, producción y salario, con el necesario poder político y visión de largo plazo que le permita superar las visiones parciales y a corto plazo de algunas de las partes representadas en la concertación, e involucradas en la solución del círculo vicioso: bajos salarios, baja demanda agregada, baja producción y bajo empleo. La Constitución Política de Colombia debería darle alta prioridad al empleo para todos los que deban y puedan trabajar, con el salario mínimo real y el poder de compra de ese salario.

 

Se trata del caso típico de una externalidad en el mercado laboral o falla del mercado en asignar todos los recursos de una economía del modo más eficiente a la producción de bienes o servicios necesarios para la sociedad. Con el libre juego de la oferta y de la demanda de trabajo, en una situación de alto desempleo, el sólo mercado no puede captar un bien de la más alta categoría como es el bien del pleno empleo, con remuneración suficiente para todos, ya que los que carecen de empleo no tienen capacidad de influir en la negociación del salario, por medios institucionales y pacíficos, porque por definición están fuera del mercado formal del empleo, y por lo tanto no aportan a la demanda, o lo hacen marginalmente. Por otra parte, ya vimos como una empresa aislada no puede romper el círculo vicioso mencionado, porque sería ruinoso o saldría fuera del mercado, pero el Estado puede y debe intervenir para romper ese mecanismo perverso, que sume o mantiene al país artificialmente en la pobreza.

El costo social de la trampa: el empleo informal

Los patronos que ofrecen empleo en contra de las normas legales (salario mínimo, jornada laboral, cotización para salud, cesantía y cajas de compensación familiar, y transferencias al ICBF y SENA) pueden enganchar trabajadores, porque los que carecen de empleo formal, que son el 45% de los trabajadores colombianos no tienen otra alternativa, para no morirse de hambre, que pasar por la vergüenza de pedir limosna.

 

Si no fuera por la existencia de un sector informal tan numeroso y de estos patronos, que son en ocasiones pobres que explotan a otros pobres, se podría incrementar el poder adquisitivo del salario mínimo y lograr el pleno empleo en el sector formal, sin el peligro de que el incremento real del salario mínimo generara un aumento del empleo en el sector informal, por desplazamiento de empresas que se informalizan. Todos estos patronos son los beneficiarios privados del desempleo generalizado en el sector formal, que tiene tan altos costos sociales, y políticos, como la justificación del Estado Providencia.

 

¿Qué alternativas se les ofrecería a los empresarios del sector informal si se lograra una situación cercana al pleno empleo formal?

Uno) Modernizar sus empresas y métodos de trabajo para entrar a competir a pequeña escala en el mercado de alta demanda del sector formal, contando con crédito de fomento y capacitación administrativa y técnica apropiados para su situación. Además habría que diseñar una política transitoria de estímulos tributarios ad hoc que fomente esta alternativa.

Dos) Emplearse ellos mismos en el dinámico sector formal.

 

El final del proceso

Cuánto debe durar el proceso de incrementos reales sucesivos del salario mínimo? La respuesta es que, en procura del bien común, el proceso se debe mantener por tantos períodos (no necesariamente años), como haga falta para que todos los hogares que devengan el salario mínimo puedan pagar una canasta familiar que cubra todas las necesidades básicas correspondientes a un tenor de vida modesto, pero suficiente y digno, con el concurso del “subsidio familiar en efectivo por hijo menor de edad”, que se ha desviado de su función original, hacia actividades que no requieren del concurso de esta “institución”.

Si esta política concertada entre el gobierno nacional, el sector formal e informal del mercado laboral, funciona, se habría logrado un ideal ampliamente esperado: ¡que el salario mínimo por primera vez fuera también un salario justo! Entonces no se les podría aplicar a los empresarios las terribles invectivas del apóstol Santiago:

 “Habéis atesorado para los últimos días. Mirad: el salario que habéis defraudado a los obreros que segaron vuestros campos, está clamando; y los gritos de los segadores han llegado a los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido lujosamente en la tierra, entregados a los placeres, y habéis cebado vuestros corazones para el día de la matanza. Habéis condenado y habéis dado muerte al justo, sin que él os ofreciera  resistencia.”

 

(Visited 6 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

LexBase (www.lexbase.com) ofrece el servicio de acceso vía Internet a la normatividad y jurisprudencia nacional, con actualización permanente. La compañía fue fundada por abogados en ejercicio, para atender las necesidades jurídicas en un entorno de gran aumento de información jurídica y dificultad para encontrar rápida y confiablemente lo deseado. LexBase desea contribuir al mejoramiento y enriquecimiento del Derecho en Colombia, tanto en su ejercicio privado como en la administración pública y en la administración de justicia. Aumente su eficiencia, productividad y confiabilidad.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Construir tu propio ordenador a partir de componentes individuales de PC tiene(...)

2

Durante años, siempre se ha hablado de los seres angélicos que nos(...)

3

Cada día reafirmó la idea de que el poder habita dentro de(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar