Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Este semestre académico comenzó con el ímpetu social que la liberación de los secuestrados trajo consigo y termina con el ambiente de incertidumbre al que nos sometió la ambición creativa de banqueros globales. Más allá de las discusiones del contexto dinámico propio de nuestros referentes mediáticos, es importante detenerse en los temas transversales que el vaivén noticioso pasa por alto: olvido del respeto a la vida, principios éticos transigentes, desigualdad, pobreza. Mientras la agenda de asuntos públicos es atiborrada de urgencias e intereses sectoriales, la visibilidad de estos temas fundamentales se reduce al paisaje que toleramos con pasmosa conformidad. Dar a los hechos la importancia que tienen es la premisa obvia que solemos olvidar al momento de discutir nuestras problemáticas sociales.

En particular, nunca sobra insistir respecto a la carencia de medios suficientes para llevar una vida digna que padece cerca de la mitad de la población colombiana, una simple visita a un barrio pobre contribuye a comprender la dimensión del fenómeno al tiempo que permite descubrir el potencial de la intervención pública para combatirlo. El caso de los Proyectos Urbanos Integrales -PUI- en Medellín es un ejemplo que merece atención por parte de propios y extraños. Aunque un PUI no resuelve el problema, contribuye a su solución; un recorrido por las calles de los barrios Santo Domingo, Granizal o Popular evidencian la presencia de informalidad, desempleo y muchas necesidades por satisfacer, pero también es notable la creación de condiciones para el desarrollo de la comuna nororiental por medio de la presencia del Estado y la construcción de confianza ciudadana.

La inclusión real de la superación de la pobreza en la agenda pública es un primer escenario para comprometernos con la tarea permanente de comprender, deliberar y proponer soluciones; de la mano de ese compromiso, debe aparecer la motivación para sumarnos a las diferentes iniciativas sociales que complementan la acción de los gobiernos. Cabe anotar que la responsabilidad personal con la erradicación de la pobreza no se reduce a nuestro elusivo pago de impuestos y necesita conocer mucha más información de la que nos brinda la oferta mediática.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor Asociado del Departamento de Gobierno y Ciencias Políticas, Universidad EAFIT.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Economía

    Esperanza en Bajo Cauca.

    Algo está pasando en el Bajo Cauca. Diferente a los operativos policiales, por supuesto. La idea que está haciendo carrera(...)

  • Economía

    Contra los militantes del escepticismo

    ¡Apague y vámonos! Muchos intentan reducir la realidad del país a eso. Al miedo paralizante, al conformismo y a la(...)

  • Economía

    Chocó: lamento, reclamo, acción, cambio

    En muchos de los nuevos líderes chocoanos se observa una posición moderada, tal vez ingenua, respecto a las realidades que(...)

  • Economía

    Las pobrezas del oro

    Las realidades de la minería aurífera son complejas. Es fácil decirlo, difícil aproximarse desde la comodidad de las ciudades e(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Construir tu propio ordenador a partir de componentes individuales de PC tiene(...)

2

Cada día reafirmó la idea de que el poder habita dentro de(...)

3

Durante años, siempre se ha hablado de los seres angélicos que nos(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar