Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: El usuario tiene la razón

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Lo he dicho varias veces: montarse en un avión para ir a otro país dejó de ser exclusivo y glamoroso, sobre todo si es en clase económica.

Hoy, emprender un viaje internacional implica llegar al aeropuerto con horas de antelación, pasar los controles de rigor, a menudo hasta dos veces en aeropuertos como Eldorado, al momento del check-in y cuando se ingresa al muelle.

A eso se le suman las horas de vuelo, la inmigración en el país de destino, las aduanas, las colas, la briega con las maletas y más tiempos de espera si hay que hacer escalas.

Pero todo eso con frecuencia palidece frente al trato de quinta que ahora recibe el pobre pasajero por cuenta de los ahorros en costos de muchas aerolíneas, sobre todo las estadounidenses.

Ya no se considera suerte que le toque a uno la salida de emergencia, que tiene un poco más de espacio para las piernas, porque simplemente ese espacio de más lo cobran: son unos 85 dólares más los que hay que pagar para medio estirarse o cruzar las piernas.

Y de la comida a bordo, ni hablar. Atrás quedaron las épocas de un menú bien presentado, con bebidas alcohólicas incluidas. Hoy todo se paga aparte, la comida y la cerveza, el vino, el whisky o el coñac.

Pero por si fuera poco, aerolíneas del estilo de Continental ofrecen como algo súper especial el servicio de televisión por satélite a bordo, solo que hay que pagar 5,99 dólares para ver TV en vuelos de menos de dos horas y 7,99 dólares para los de más de dos horas.

Como no hay que ser tacaños, y menos con el entretenimiento a bordo, que es lo que por lo menos le aleja a uno los pensamientos de desespero por la falta de movilidad en la silla, decidí hace unos días deslizar mi tarjeta de crédito para ver películas o programas en el trayecto de cuatro horas y media entre Houston y Bogotá.

Al principio, todo bien. Pantalla de buena resolución, buen sonido (con mis propios audífonos, que cargo para aquellos vuelos domésticos en EE. UU. donde ni siquiera música ofrecen) y una buena película.

Lo malo es que cuando terminó la cinta –cuyo protagonista es Liam Neeson, intenté ver Discovery Channel, CNN o Fox, los cuales había ‘canaleado’ mientras la aeronave correteaba en Houston– no pude ver ningún otro programa porque supuestamente el movimiento del avión hacía que la señal no entrara. ¿Acaso no estamos hablando de TV por satélite?

Por eso, de unos 150 canales que me motivaron a deslizar mi tarjeta, me quedé con la repetición de la película de Liam Neeson, Happy Feet y otros dos canales de películas, pero de SpeedTV, ESPN, Sony y demás, nada.

Esperé con paciencia un buen rato, y nada. Llegué a Bogotá, y nada.

¿Qué sucedió? No tengo ni idea. No me quedé a averiguar, pues en ese momento lo único que uno quiere es salir del avión lo más rápido posible para pasar inmigración, tomar un taxi y llegar a casa. Es más, ni siquiera llevo maletas por carga para no tener que esperar. Pero de la programación en TV, nada.

Por eso me gustaría darles un mensaje a los señores de la aerolínea en su propio idioma, simple y ‘a la pepa’: “I want my 7,99 bucks back!”.

(Visited 119 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mauricio Romero estudió filología inglesa en Londres, donde vivió durante siete años, y ahora se desempeña como editor de Portafolio.com.co. Ha estado vinculado a la Casa Editorial El Tiempo desde 1992, donde ha escrito para la revista Enter y la sección Tecnología, así como en la sección Vehículos.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Colombia es alternativa mundial para ofrecer alimentos, es un desafío que debe(...)

2

Con las nuevas tecnologías y los avances informáticos, cada vez es más habitual(...)

3

A la hora de crear una tienda online debes tener en cuenta que las(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar