Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En esta temporada navideña, cuando las luces destellan y el espíritu festivo llena el aire, es importante recordar el ‘don de la generosidad’ en nuestros actos cotidianos.  A veces, juzgamos a las personas sin conocerlas solo por situaciones que pueden suceder en el trabajo, o en los ambientes de estudio o diferentes escenarios de la vida.

Sin embargo, en esta temporada de fin de año, en noches de novenas y aguinaldos es cuando debemos invocar y conectarnos con el ‘don de la generosidad’ no solo lo material, sino lo que podemos dar a otro ser humano, con nuestro corazón limpio.

En un mundo de constantes desafíos y cambios, la generosidad se erige como un faro de luz que ilumina los corazones y crea lazos indestructibles entre las personas cuando se practica de corazón sin esperar nada a cambio.  En estos tiempos difíciles, la generosidad no solo es un acto, sino un regalo que transforma tanto al que da como al que recibe.

Es clave señalar que la ‘generosidad’ no siempre se mide en términos materiales; puede manifestarse a través de pequeños gestos, palabras amables, admiración, actos de bondad sencillos, o simplemente ofreciendo nuestro tiempo y atención a otras personas que necesitan que los escuchen, los abracen, los acompañen, los cuiden, los ayuden a cruzar una calle, en fin…

Es importante recordar en esta época donde las luces y faros de colores adornas las calles en las ciudades, centros comerciales, casa y demás lugares en lo cotidiano, recordarnos que el ‘don de la generosidad’ más valioso que podemos dar no se encuentra debajo de un árbol decorado, sino en el cuidado y amor que compartimos con las personas que nos rodean.

Durante mis años de trayectoria como Coach de vida y empresarial he podido ser testigo cuando hacemos procesos de coaching con las empresas, como los equipos de trabajo se transforman cuando los invitamos a hacer legados con fundaciones que ellos mismos seleccionan.   Este ejercicio ha resultado ser muy interesante para los equipos de trabajo, dado que no solo se trata de dar regalos o cosas materiales, sino de sacar su brillo interior y ponerlo al servicio de la humanidad.

Es por ello, que con el correr de los años, he vivido experiencias maravillosas en donde en visto la transformación de personas, ejecutivos, presidentes de compañías, altos directivos que quizás eran juzgados por su carácter o percibidos como arrogantes,  y que en los ejercicios de legados han destapado su alma, y han llevado amor a adultos mayores o niños en condiciones de salud complejas y que a través de aprender a ser generosos consigo mismos, para dar con genuino bondad a otros  han descubierto que su interior estaba lleno de luz, sin importar su pasado, circunstancias complejas, o estados de ánimo, ya que el privilegio de dar con amor, llena de luz la vida de quien da y de quien recibe.

Siempre he pensado que cada acto generoso crea una cadena de positividad que se extiende mucho más allá de los hilos de lo mundano y transciende el plano celestial.  En estos tiempos de incertidumbre, de situaciones quizás dolorosas o difíciles para algunos seres humanos es cuando la generosidad nos debe inundar y convertirse en un bálsamo que cura heridas invisibles, sana corazones, llena de esperanza a la humanidad en medio de las guerras, los conflictos, odios, juicios, culpas, malos entendidos y sufrimiento humano. La generosidad es un don preciado con el que todos los seres humanos nacemos, un bebé con su sonrisa e inocencia transforma corazones, no obstante en la medida en que crecemos quizás el corazón se va olvidado de ese precioso don divino: la generosidad.

Así que, en esta Navidad, insto a cada uno de nosotros a ser generosos de corazón. Podemos brindar apoyo a aquellos que lo necesitan, ofrecer una sonrisa a quienes atraviesan momentos difíciles y recordar que la verdadera magia de la navidad reside en la capacidad de dar a nosotros mismos y a los demás. Dado que a veces el juicio interior puede empañar nuestros corazones.

La consigna es a que el ‘don de la generosidad’  guíe nuestros actos y que cada pequeño gesto de amor y bondad se multiplique, creando un mundo más cálido, amable, alegre, empático, y compasivo. En esta Navidad, recordemos que la verdadera magia reside en lo que llevamos en nuestros corazones.

En ese acto de generosidad está el practicar no juzgar a las personas por nuestras creencias y conceptos personales, ya que quizás con tu juicio, le estás quitando el brillo a otro ser humano, antes de juzgar preguntante ¿Este juicio que voy a hacer de esta persona que tiene que ver conmigo? ¿De qué me está hablando? ¿Qué tendré que aprender?.

La pregunta del coach:  giovannafuentes@yahoo.com

¿Qué podrías dar de ti a otros seres humanos en esta navidad?

¿Cuándo das entregas de corazón o estas esperando que se devuelva lo que has dado?

¿Qué tan consciente eres de los juicios que practicas a diario contigo mismo y los demás?

 

 

 

(Visited 70 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Coach de vida y empresarial certificada de escuela de Estado Unidos. Coach certificada de equipos, coach de cultura de felicidad laboral, y clima organizacional. Graduada del postgrado en Bioneuroemoción, Enric Corbera Institute y Universidad Torreón, México. Comunicadora Social Periodista, de la Universidad de la Sabana, Consultora de Comunicaciones y Relaciones Públicas, Asesora de Comunicación y Prensa. Con trayectoria de 20 años en el periodismo económico y Relaciones Públicas. Ex asesora miembro de la ICF. Ganadora del reconocimiento poster a mejores prácticas de coaching de la ICF.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En el entorno laboral actual, los métodos tradicionales de productividad pueden no(...)

2

En un entorno cada vez más rápido, más volátil y más incontrolable,(...)

3

Durante años, siempre se ha hablado de los seres angélicos que nos(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar