Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Dejé de publicar en este blog sobre mis experiencias profesionales hace ya varios meses, después de que narré cómo mi vida dio un giro de 180 grados, debido a la quiebra de mis negocios y al cáncer que me atacaría simultáneamente, en la que sería la peor época de mi vida y que narro en un libro que lancé en el 2001 en la Cámara de Comercio de Bogotá y que titulé: Me atacó el cáncer ¡Gracias a Dios!

https://www.google.com/search?q=me+atac%C3%B3+el+c%C3%A1ncer.+Gracia+a+Dios&ie=UTF-8&oe=UTF-8&hl=es-co&client=safari

Todo ese mundo confuso en que caí después, me produjo una gran depresión. Sentía el dolor que producía la traición de aquellos que estuvieron cerca de mi y en quienes creí sinceramente, confiando, de manera estúpida, todo mi patrimonio.

Eran los principios del milenio. Corría el año 2001 cuando, gracias a la oportunidad que me brindaron amigos leales y comprometidos en ayudarme, terminé vinculado, de tiempo completo, a la academia en La Universidad de La Sabana.

Estaba en franca recuperación de mi enfermedad del cáncer, pero completamente quebrado. Fue así como llegué a esta universidad.

En toda mi vida profesional, en medio de los inmensos desafíos y oportunidades brindadas por la vida, cosa que agradezco enormemente; tuve también la gran felicidad de haber compartido mis experiencias profesionales y académicas con miles de estudiantes con los que tuve relaciones académicas y de amistad muy gratificantes, en varias universidades de prestigio en Bogotá.

Recuerdo, en especial, a mis alumnos del Colegio de Estudios Superiores de Administración CESA. Estando muy enfermo de cáncer, siempre seguí, con dedicación, dictando mis cátedras de marketing, gerencia estratégica y ética empresarial. Ellos me brindaron su aprecio incondicional. Alrededor de las 6 de la tarde, todos los dias, después de terminar mis clases, me desplazaba en mi carro, de la universidad a mi apartamento, en el norte de Bogotá. Era muy emocionante ver un fila apreciable de carros de mis pupilos escoltándome, conscientes de la gravedad de mi estado, hasta dejarme seguro en mi apartamento. Unos pitos intermitentes empezaban a sonar cuando entraba al garaje del edificio en que vivía, anunciando la despedida de la jornada de parte de todos los alumnos que me acompañaban.

Mi esposa y yo embriagados de emoción, nos abrazábamos y dábamos gracias a Dios por esta maravillosa solidaridad que nunca hubiéramos imaginado.

Pronto la enfermedad haría mella en mi y las fuerzas se agotaban por su efecto y el del tratamiento que era muy duro de soportar. Había ya dejado de dictar mis cátedras en la universidad y el peso de mi cuerpo se había reducido a apenas 45 kilos. Por ello, en medio de mi depresión, había decidido rechazar toda ayuda y alejarme de todas mis amistades.

Una llamada del rector de La Sabana, a quien conocía de tiempo atrás, entró a mi teléfono para saludarme, y yo, con mi mal carácter, producto de la situación, le dije: “Alvaro, me estoy muriendo, estoy totalmente quebrado, no quiero hablar con nadie y te agradecería no me volvieras a llamar”. A lo que me me contestó: “oiga, no sea pingo, si tantas ganas tiene de morirse venga y se muere en la universidad”.

Así fue como acepté vincularme de tiempo completo a la academia y esperar allí el fin del camino que creía que ya iba a culminar.

Muy pronto me encontré en una modesta oficina con el encargo de administrar las prácticas de los estudiantes de la Facultad de Administración que con mucha eficiencia coordinaba una excelente profesional cuyo nombre nunca olvidaré. Marta Fernández, fue otra oportunidad que me brindó la vida para no tener que hundirme en los detalles de la gestión que ella dominaba con experiencia y profesionalismo, de esta manera, pude dedicarme, con alguna holgura, a aplicar mi espíritu emprendedor y de liderazgo para iniciar nuevos proyectos que beneficiarían a la universidad y toda su región de influencia, como narraré en otra de estas entregas, para no cansarlos con relatos excesivamente extensos.

Por ahora, solamente les comento que, en ese espectacular campus de la universidad, me encontré con Dios y Él me hizo ver la razón de todos lo que me había sucedido. Gracias a esa situación, corregí el rumbo de mi vida y, mi cimentación espiritual, acompañada de mi ya madura formación intelectual, me abrieron un rumbo de realización transcendente plena que, hasta ahora, he compartido con mi esposa, mis hijos, los nietos que vendrían y unos amigos que hicieron mi recuperación más llevadera y se convirtieron en los nuevos compañeros del camino que había escogido dentro del Opus Dei.

(Visited 45 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Ingeniero Civil, Magíster en Planeación y Desarrollo Económico, Especialización en Marketing y Evaluación de Proyectos.- Presidente, gestor y fundador de la CORPORACIÓN GESTAR PROYECTOS, Gestor y Primer Presidente de la Organización TERPEL. Gestor y Primer Presidente de la ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS DE CHÍA. Gerente General: GENERAL MOTORS, CARVAJAL, periódicos EL PAÍS, EL HERALDO, LA REPÚBLICA. Gerente General de Mercadeo y Ventas ORGANIZACIÓN CORONA. Profesor Universitario y Asesor Empresarial, experto en temas de Gestión para la Alta Dirección, Planeación Estratégica, Gerencia Estratégica y Marketing Estratégico en la UNIVERSIDAD DE LA SABANA.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Lo primero que debemos saber es que la información exógena es el(...)

2

Es fin de semana, así que en vez de hablar de temas(...)

3

En un entorno cada vez más rápido, más volátil y más incontrolable,(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar