Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La realidad del emprendimiento en América Latina. Cuando no bastan las buenas intenciones.

Por Oswaldo Toscano

Foto: Carlos Durán / EFE

Jorge es padre de familia, no tiene un trabajo estable y ha iniciado la elaboración y venta de empanadas en su propia casa. Los ingresos que obtiene apenas alcanzan para alimentar a sus dos hijos y esposa. Su pequeño emprendimiento jamás producirá el dinero suficiente que le permita ahorrar, invertir y crecer. Tampoco es sujeto de crédito, no posee activos que permitan ofrecer garantías a ningún banco, y si bien podría acceder a microcréditos que ofrecen algunas instituciones del mismo sector financiero, las tasas de interés son impagables en relación con la rentabilidad marginal del pequeño negocio; tendría que trabajar solo para pagar el préstamo. En esas condiciones, Jorge intenta que sus hijos no dejen la escuela, pero la crisis trajo un problema adicional: el acceso a internet es limitado y no tienen un computador. Sus hijos reciben clases en su teléfono celular.

Esta parece una escena de la película Parásitos del director Bong Joon-ho; lamentablemente, es una historia real en Ecuador. La CEPAL prevé que el impacto económico en la región repercutirá en un aumento del desempleo provocando que la pobreza alcance a 220 millones de personas. El efecto es devastador para las familias y sobre todo para los niños. Para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef y la ONG Save the Children el número de menores que podrían quedar en condición de pobreza por la crisis llegaría al 46 %. Una cifra alarmante que nos da cuenta de la crisis y el impacto sobre la población más pobre.

Muchos de los emprendimientos que surgen por necesidad son en realidad autoempleos, muy vulnerables y además, mal pagados. Necesitamos, más que nunca, ritmos acelerados de crecimiento que permita crear empleo masivo que ayude a mejorar los niveles de ingreso de las familias. En su libro ¿Por qué fracasan los países?, Acemoglu y Robinson, plantean que los países fracasan cuanto predominan instituciones políticas y económicas extractivas, estas producen privilegios para pequeñas élites a costa de las grandes mayorías. Por otro lado, en países donde predominan las instituciones inclusivas, en las que básicamente existe una distribución de poder y del ingreso estas producen progreso económico y erosionan el dominio de las élites. ¿Qué pasa en América Latina? Históricamente es una región dominada por instituciones extractivas.

Lejos de esa falsa dicotomía que enfrenta Estado y mercado, es necesario, y ahora más que nunca, una estrecha combinación de proyectos políticos que produzcan un giro hacia instituciones inclusivas, políticas públicas activas para romper con las trampas de pobreza en la que se encuentra la mayoría y un sector empresarial que genere empleo productivo de forma masiva. En la literatura económica se puede encontrar que muchos países que salieron del subdesarrollo contaron con un papel vibrante del Estado en la creación y desarrollo de capacidades industriales. En el caso de América Latina, esos planes deben contemplar no solo la creación de infraestructura, sino el desarrollo de las capacidades intelectuales que permitan que los hijos de familias pobres tengan posibilidad de incorporarse a la Cuarta Revolución Industrial, lo cual no solo implica acceso a educación de calidad, también a una nutrición adecuada, salud, etc. La gran pregunta es: ¿Cómo financiar estas necesidades? ¿Cómo garantizar que los gobiernos hagan uso responsable de estos recursos? Preguntas que ahora mismo deberían ser parte del debate de nuestra clase política, lamentablemente, la judicialización de la política predomina en la región, evita la discusión profunda de las políticas públicas que nos permitan aterrizar planes urgentes para subrayar el futuro de grandes grupos humanos que ahora mismo han sido lanzados a situación de pobreza.

En conclusión, no es suficiente alentar el emprendimiento, mientras no exista un cambio en nuestra calidad institucional el libre mercado y el emprendimiento innovador estará limitado a casos excepcionales. La escasez de instituciones políticas sólidas acentúa las condiciones desfavorables para la creación de empleo productivo.

Oswaldo Toscano

 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Doctorando en Historia Económica. Estudios en Economía Política. Historia del Arte y Museología. Coordinador del programa Cultura Organizacional en UDLAP Consultores (México). Consultor empresarial sobre todo trabaja con alta gerencia, ha trabajado con ejecutivos de importantes empresas del sector público y privado en varios países de Latinoamérica, conferencista sobre temas empresariales invitado frecuentemente por Universidades y Empresas de Ecuador, Perú, Colombia, Chile, México. CEO Business Coaching School®, CLOUD: Juegos de Empresa®. Colabora con varios medios en Latinoamérica con artículos de opinión sobre temas empresariales, economía y política.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Construir tu propio ordenador a partir de componentes individuales de PC tiene(...)

2

Cada día reafirmó la idea de que el poder habita dentro de(...)

3

Los procesadores, tanto Intel como AMD están detrás de todo lo que(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar