Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Pasado el mediodía del viernes, el aeropuerto de la capital chocoana fue bloqueado por manifestantes. Las personas se tomaron la pista y la convirtieron en sitio de recreo, se improvisaron carpas, cancha de fútbol y se instaló una cocina colectiva dotada de utensilios y víveres ingresados por una furtiva camioneta.

 

La televisión nacional del viernes en la noche otorgó escasos minutos a reportar el hecho. Las noticias del sábado fueron colmadas por el histórico triunfo del deporte nacional, el desfile militar y la instalación de sesiones del Congreso de la República.

 

La Colombia central se regodea en el orgullo patrio mientras la periferia explota: Caucasia, Quibdó y Tibú también son noticia pero los medios masivos de comunicación han decidido otorgarles pocos segundos de importancia.

 

La presidencia arremete contra un senador, denuncia infiltraciones y declara estar jugada por la paz; la escena no es casualidad: mientras poblaciones enteras sufren las consecuencias de las torpezas presidenciales, los mensajes del inquilino del Palacio de Nariño se caracterizan por un elegante desparpajo.

 

Al rumbo errático de los maquinistas de las locomotoras de las prosperidad se le opone una movilización social con objetivos claros y medios abundantes para permanecer días o semanas (indignación ciudadana y campesina sumada a los recursos de dudosa procedencia para garantizar la logística -camisetas, transporte, alimentación- que envidiaría cualquier campaña electoral).

 

La valentía militar tiene límites y no podemos seguir pensando en que todo aquello que la televisión muestra en segundos son hechos aislados que resuelve el uso de la fuerza. Es necesario despertar del letargo para conocer y reconocer el potencial ciudadano que existe en la Colombia periférica.

 

Ahora bien, la arrogancia no es exclusiva del gobierno nacional. Las gentes capitalinas -en Bogotá, Medellín, Cali o ciudades caribeñas- también incurrimos en esa actitud de esgrimir tecnicismos y discursos bien elaborados para ocultar la enorme ignorancia que nos caracteriza.

 

Como ciudadanos de la Colombia central, estamos obligados a enfrentar el caos actual (y el que se avecina) desde un mínimo conocimiento de las reclamaciones periféricas. No podemos escudarnos en el sofisma de la presencia de fuerzas oscuras, pues corremos el riesgo de ser cómplices de la construcción de un nosotros-contra-ellos en el que todos salimos perdiendo.

(Visited 40 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor Asociado del Departamento de Gobierno y Ciencias Políticas, Universidad EAFIT.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Economía

    Esperanza en Bajo Cauca.

    Algo está pasando en el Bajo Cauca. Diferente a los operativos policiales, por supuesto. La idea que está haciendo carrera(...)

  • Economía

    Contra los militantes del escepticismo

    ¡Apague y vámonos! Muchos intentan reducir la realidad del país a eso. Al miedo paralizante, al conformismo y a la(...)

  • Economía

    Chocó: lamento, reclamo, acción, cambio

    En muchos de los nuevos líderes chocoanos se observa una posición moderada, tal vez ingenua, respecto a las realidades que(...)

  • Economía

    Las pobrezas del oro

    Las realidades de la minería aurífera son complejas. Es fácil decirlo, difícil aproximarse desde la comodidad de las ciudades e(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Lo bueno Su experiencia como político independiente de las maquinarias tradicionales que tanto(...)

2

La diferencia más grande entre los hombres se da entre aquellos que(...)

3

El crecimiento del E-commerce es impresionante. En todo el mundo, en todas(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar