Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingrese o regístrese acá para seguir este blog.

Seguir este blog
vivero de plantacion de palma africana, en monterrrey casanare ft. guillermo herrera

 

La del titular, una frase despectiva que escuché en alguna trinchera donde se habla mal de ellas y que inspiró una nota publicada hace ya 19 años en el semanario Cundinamarca, de la Casa Editorial EL TIEMPO.

En aquel año, al redactarla, estaba convenido de que la situación cambiaría y que nuestras mujeres (rurales y urbanas) tendrían un mejor futuro, con los años la gente sería más humana, más respetuosa y les daría el estatus que les corresponde. Solo sueños.

Lo triste es que pasaron los años, todo ha empeorado y suceden casos como los de Doris Adriana, Yuliana y Rosa Elvira, entre los muchos miles de desconocidas a quienes se les ha violentado su cuerpo, su dignidad y su vida; todas ellas nos han estremecido hasta lo más profundo del ser, sin nunca dejar de honrar la memoria de Gloria Lara.

Solo un dato: hace ya más de 13.000 años ellas descubrieron la agricultura con el único fin de darnos de comer y para darnos mucha más y mejor, fueron las primeras fitomejoradoras; que no se nos olvide.

Como homenaje a todas y cada una, hoy 8 de marzo vuelvo a publicar lo escrito en el año 2000, gracias a la deferencia de la Casa Editorial:

DSC_1167

Por: Por JUAN CARLOS DOMINGUEZ
11 de marzo de 2000, 12:00am.

Con paupérrimos ingresos, menores al salario mínimo, niveles de analfabetismo del 18 por ciento, cabezas de familia en el 22 por ciento de los hogares y con un índice de 39 por ciento sin atención a la hora del parto, están las mujeres que habitan las áreas rurales de Cundinamarca.

Así lo reveló un estudio elaborado por Beatriz Franco, de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica.

Adicional a lo anterior, ellas están sometidas a altos índices de violencia doméstica. A pesar de que la muerte por este aspecto es menor que la del hombre, se ha generado mayor vulnerabilidad entre quienes se ven desplazadas de su entorno, convertidas en jefas de hogar y obligadas a emigrar.

Qué hacen ellas? Es que mi mujer no hace nada!. Así, con tal desfachatez, se escucha el comentario en muchos sitios concurridos por hombres (bares, billares, ferias…) al referirse a sus cónyuges o compañeras permanentes.

Sin embargo, el estudio citado revela algunas de las labores realizadas exclusivamente por mujeres, divididas según cada uno de los roles que asume diariamente: Como ama de casa: cocinar (desayuno, almuerzo y comida), arreglo de ropa (lavar, coser, planchar y confeccionar), cuidado de los hijos (aseo, darles de comer y ayudar en las tareas escolares), arreglo de la casa (barrer, tender camas y trapear) y conseguir los insumos para cocinar (rajar leña, recolectar y cargar agua).

Como comerciantes de la producción de su finca, ellas venden productos agrícolas y leche, entre otros elaborados en casa como quesos y cuajadas.

En su rol como participante activa de la sociedad asisten a reuniones de padres de familia convocadas por los colegios, juntas de acción comunal, así como a cursos y charlas técnicas.

Cuando tienen algún tiempito para descansar, lo utilizan en labores manuales como hacer ruanas y cobijas y tejer sacos, que sirven para reforzar los ingresos de la economía familiar.

El rol productivo La mujer rural, en su relación con la producción está dedicada a la parte agrícola y ganadera.

En la primera se destacan la preparación de terrenos para siembra, la siembra misma y otras labores propias de los cultivos como fertilización, riego, control de plagas y enfermedades, lo mismo que en las trabajos de cosecha y poscosecha.

En la parte pecuaria, ellas cuidan de los animales en pastoreo e igualmente intervienen en otros trabajos como vacunar, ordeñar, controlar parásitos, alimentar animales, asear instalaciones, cortar colmillos y castrar, entre otras.

Este rol productivo está afectado por varios problemas relacionados con la comercialización de productos, la mano de obra y el uso del crédito.

La comercialización es un aspecto que genera incertidumbre debido a la inestabilidad de los precios de los productos agrícolas, labor de la cual se obtienen ingresos inferiores a los costos de producción.

La escasez de mano de obra es un problema ocasionado, en gran medida, por la migración de jóvenes a las ciudades, lo cual significa un alto costo de la poca mano de obra disponible, incrementan los costos de producción y disminución de los ingresos.

Este panorama está complementado por el problema que presenta el uso del crédito, el cual se caracteriza por el alto costo de los intereses.

Otros aspectos Dentro del estudio de género hecho por Corpoíca se destacan otros puntos oscuros: En el caso específico de la jornada laboral en las familias dedicadas a la producción de papa, ellas trabajan mucho más, ya que fluctúa entre 16 y 18 horas, mientras que los hombre trabajan entre 13 y 15 horas.

En grado de escolaridad 66,5 por ciento de las mujeres han cursado primaria o bachillerato, mientras que el índice reportado para los hombres es de 80 por ciento.

Al hablar del descanso, el hombre lleva las de ganar, pues a esto dedica 8 por ciento más que la mujer, es decir, ella no solo trabaja más horas efectivas (2,2) que el hombre, sino que descansa menos.

En su relación con la comunidad, especialmente en las zonas frías de Cundinamarca, se sigue presentando desorganización de las comunidades rurales, aspecto asociado con patrones culturales donde prima más el individualismo que el sentido de integración y organización.

El texto original puede consultarlo en https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1283060

(Visited 436 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Juan Carlos Domínguez es periodista (Inpahu) y comunicador social (Universidad de Los Libertadores). A su haber tiene dos libros publicados sobre administración agraria y biotecnología agrícola; además, el premio de periodismo Agrobio por sus trabajos en biotecnología agrícola y 21 años de experiencia como periodista encargado de la información agropecuaria de los diarios EL TIEMPO y Portafolio. Desde el primero de mayo del 2018, CEO de Página 1 Comunicación Colombia.

    Siga a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo conocer sobre Bioneuroemoción, un método creado por el psicólogo catalán(...)

2

Si usted considera que ha desarrollado estas competencias, está listo para ser(...)

3

*Julio Mauricio Londoño Hidalgo A continuación haremos la presentación de varias curiosidades(...)

0 Comentarios
Ingrese aquí para que pueda comentar este post
Reglamento de comentarios

PORTAFOLIO no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto por comentario.
Acepto
¿Encontró un error?

Para PORTAFOLIO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de nuestra compañía.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Su calificación ha sido registrada.
Su participación ya fue registrada.
Haga su reporte
Cerrar
Debe escribir su reporte.
Su reporte ha sido enviado con éxito.
Debe ser un usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar